Nuevos segmentos: mujeres+40 y solas

Muchas empresas aún continúan enfocando sus esfuerzos de marketing, en los segmentos del pasado o en los segmentos que parecen muy evidentes:  los Millennials y la Generación Z.

Sin embargo; hay algunos segmentos que se han ido sumando a las estrategias de marketing de las empresas y otros a los que se les ha prestado poca atención.  Uno de ellos, es el segmento de las mujeres +40 y el otro es el de las solas.

Las mujeres de +40 y  +50 años, en la mayoría de los casos,  ya no son amas de casa, o no están dedicadas a las labores del hogar.

 

marketing

 

Algunas empresas, no se han dado cuenta que las mujeres de +40, además de ser madres, trabajan.  Otras, no son madres y se dedican a cuidarse o aprender cosas nuevas.    A esto se le suman, las mujeres solas, que no tienen hijos, no se casaron o se dedicaron a su profesión (antes mal llamadas “solteronas”) ahora, son muchas más y prefieren viajar o hacer cosas que nutran su mente y espíritu.

Estas mujeres están conectadas y por ello, postean en las redes sociales, sus viajes,  pasatiempos e incluso documentan sus gustos en cuanto a lugares, deporte y ropa.    Muchas de estas mujeres, a pesar de llamarlas “señoras” o mujeres de “mediana edad”, no se sienten como tal;  disfrutan de lo que les ofrece la vida sin pensar realmente en la edad que tienen.

Precisamente, algunos estudios han revelado que “las suposiciones de la sociedad sobre las mujeres de mediana edad no representan cómo viven sus vidas”.

 

marketing

 

Este segmento, es uno de tantos que han ido surgiendo, con los cambios en aspectos demográficos, psicográficos y a la baja disposición a tener hijos, entre otros.

El aumento de la esperanza de vida y la popularización de los hábitos saludables, también ha contribuido a que la juventud se prolongué, más allá de lo esperado.

Estamos viviendo épocas de cambio; por lo tanto, los directores de las empresas y de marketing, deben abrir sus mentes e incluir a otros segmentos que se salen de lo convencional o de lo que hasta hoy estábamos acostumbrados.

A propósito, estos días escuché a dos chicos de la generación Z, decía uno al otro: “Yo tengo una tía que no es casada, ni tiene hijos… es la tía viajera”.

Volver al blog

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Síguenos en Twitter

Reciclo

@soyclarauribe

Sígueme!